Entre girasoles

  Cerró los ojos y se imaginó corriendo por un campo dorado entre millones de girasoles que inclinaban la cabeza tras su paso, como haciendo una reverencia. Corría rápido, sintiendo con sus pies descalzos la humedad de la tierra, rozando con sus dedos los suaves pétalos amarillos de esas flores que tanto le gustaban. Corría... Leer más →

La magia de una noche

  Después de siete horas de viaje al fin llegué a mi rincón favorito del mundo, esa playa que me había visto crecer en mis vacaciones de verano durante quince años. Estacioné el coche en un rincón del parking y tragué saliva antes de abrir la puerta. Sentí ese viento de Levante con aroma a... Leer más →

La inconsciencia de querer.

Era un domingo cualquiera y, como cualquier domingo, tenía resaca. Una voz dentro suyo lo despertó, como venía pasando últimamente. Él se contesto a sí mismo: -Hice las cosas bien... -Como si tratara de convencerse... Y era verdad, ya lo había hecho; había viajado, había vivido mil experiencias, y ya era hora de ponerse serio;... Leer más →

Frases en puntos suspensivos

Querida amiga:   Esta será la última carta que te escriba. No sé si llegarás a leerla algún día, pero necesitaba decirte todo aquello que me quedó por decir.   Te hice muchas promesas que jamás cumplí ni llegaré nunca a hacerlas realidad. Muchas palabras que ahora son tan sólo eso, palabras. Palabras que han... Leer más →

Gin-tonic

  Le dio un sorbo al gin-tonic que el camarero le sirvió en una copa de balón. Más cargado de lo normal el alcohol le acuchilló la garganta, mientras su lengua saboreaba la amargura que le quedaba en la boca. Cerró los ojos y respiró profundamente, sintiendo el olor de la ginebra quemar sus pulmones.... Leer más →

Aquella primavera

  Y aquella primavera fue especial, algo cambió para siempre. No hacía falta las palabras entre nosotros, una mirada, un gesto, tan sólo eso era suficiente para entendernos. Tardes de verano bajo las sombras de los árboles, paseos nocturnos de otoño y noches de invierno acurrucados en un sofá. Idas y venidas que me volvían... Leer más →

Seis y media

  Como cada mañana se despertó al escuchar el sonido del despertador. Las manecillas de un viejo reloj que adornaba la pared de su habitación marcaban las seis. Se levantó y fue directa al aseo. Su cara delataba que se moría de sueño, que desearía poder quedarse un rato más en su cama de sábanas... Leer más →

Cada atardecer

  Apareció como cada día al atardecer. Seguía arrastrando aquella vieja bicicleta oxidada. Se acercó al mismo banco de siempre, ese banco solitario del parque que parecía estar reservado sólo para él. En su espalda, dentro de una ajada funda, su más preciado tesoro. Se la quitó y la dejó en el suelo, justo ahí,... Leer más →

Septiembre del 89

  A pesar de ese calor bochornoso de principios de septiembre, un ambiente frío se fue apoderando de aquella vieja estación de tren. Llegó el momento que tanto habían estado alargando, pero ahora ya era inevitable. Las maletas quedaron olvidadas durante un tiempo a sus pies. Sus miradas se cruzaron. Una sonrisa tranquilizadora se dibujaba... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑