ERRABUNDO

  Con una canción sonando de fondo, esa canción que tanto le gustaba. Una canción que le hacía soñar, volar, escapar y ser libre. La había escuchado infinitas veces y, aunque siempre pensaba en huir, nunca había sido capaz. Nunca, hasta ese momento. Metió algo de ropa en su mochila, se la colgó sobre su hombro y salió por la puerta de aquella casa que le atrapaba. El solo de guitarra española sonaba en aquel instante. Su parte preferida de aquella canción. Pero ni siquiera se dio la vuelta, tan sólo siguió hacia delante sin mirar atrás, allá donde su corazón le guiase.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: